El coronavirus bloquea el dolor que causa, según estudio


Por Alev Pinbell

Un estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Arizona (EE. UU.) demostró que el SARS-CoV-2 es capaz de aliviar el dolor en el organismo contagiado, mientras se propaga dañando sus sistemas y órganos. Este hallazgo puede explicar por qué casi la mitad de todas las personas que contraen covid-19 experimentan pocos o ningún síntoma, a pesar de que pueden propagar la enfermedad, indicó uno de los investigadores, Rajesh Khanna.

"Para mí tenía mucho sentido que tal vez la razón de la implacable propagación del covid-19 es que en las primeras etapas, estás bien como si nada estuviera mal porque tu dolor se ha suprimido", explicó este profesor de la Facultad de Medicina de Arizona.

"Tienes el virus, pero no te sientes mal porque tu dolor ha desaparecido"

"Si podemos demostrar que este alivio del dolor es lo que está causando que el covid-19 se propague aún más, eso es de enorme valor", ha indicado. El estudio se publicó recientemente en PAIN, la revista de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor.

¿Cómo logra bloquear el dolor?

Hay muchas formas biológicas que le indican al cuerpo que sienta dolor, una de ellas es a través de una proteína, el factor de crecimiento endotelial vascular-A (VEGF-A), que desempeña un papel esencial en el crecimiento de los vasos sanguíneos, pero también se ha relacionado con enfermedades como el cáncer, la artritis reumatoide y, más recientemente, el covid-19.

Cuando el VEGF-A se une al receptor de neuropilina —que igual que el receptor de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) sirve al SARS-CoV-2 para ingresar a las células— comienza una cascada de eventos que resultan en la hiperexcitabilidad de las neuronas, lo que produce dolor. Los científicos de la Universidad de Arizona descubrieron que la proteína espiga del SARS-CoV-2 se une a la neuropilina exactamente en la misma ubicación que el VEGF-A y bloquea el proceso.

Para probar este descubrimiento, realizaron una serie de experimentos en el laboratorio y en roedores. Usaron VEGF-A como un disparador para inducir la excitabilidad de las neuronas, lo que crea dolor y luego agregaron la proteína espiga del SARS-CoV-2.

"La proteína espiga revirtió completamente la señalización del dolor inducida por el VEGF".

"No importaba si usamos dosis muy altas de espigas o dosis extremadamente bajas, se revirtió el dolor por completo", señaló Khanna.


-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
Kirguistán reporta 13 muertos tras enfrentamientos con Tayikistán

Kirguistán informó este viernes que 13 de sus efectivos murieron en los enfrentamientos fronterizos con Tayikistán, los peores en los últi...

Combates entre Kirguistán y Tayikistán dejan cuatro muertos

Al menos cuatro civiles murieron y docenas de personas resultaron heridas cuando las fuerzas armadas de Kirguistán y Tayikistán se enfrentaron este jueves a lo largo de la ...

Reporte: al menos 30 soldados de la junta militar de Myanmar mueren en la región de Mindat

De acuerdo con el portal birmano 'Myanmar Now', citando a combatientes de la resistencia local armados con simples rifles de caza, al menos 30 soldados del ejército...

India registra en un día el mayor récord global de contagios por Covid-19

Rozando los 380 000 contagios por Covid-19 en un día, India se sigue sumiendo en una crisis sanitaria sin precedente en lo que va de

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio