Cuáles son los síndromes que toman sus nombres de personajes literarios


Por Alev Pinbell

Darle nombre a las enfermedades, trastornos o síndromes debe ser una tarea bastante extraña, por decirlo de alguna manera. Pero, a lo largo de la historia, algunos de estos han tomado su nombre, muchas veces, de los clásicos de la literatura, como veremos a continuación.

Síndrome de Peter Pan

Este es el más conocido. Especialmente, aparece en los hombres, que se comportan como niños o adolescentes y a quienes les cuesta asumir los roles que vienen asociados con la madurez.

Según la psicóloga clínica, Anna Gimeno, esto solo es de forma superficial. "Al indagar un poco en su vida o persona, afloran sentimientos de soledad e insatisfacción, acompañados de dependencia personal" de los padres, hermanos mayores o de la pareja. No es un trastorno nuevo ya que fue descrito por primera vez en 1983 por el psicólogo americano Dan Kiley.

Dorian Grey

Hay que aclarar que este síndrome no está registrado en el Manual Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM-IV-TR). De cualquier forma, este síndrome también está relacionado con la autopercepción.

"El Síndrome Dorian Gray (DGS) denota un fenómeno cultural y social caracterizado por una preocupación excesiva hacia la propia apariencia del individuo (dismorfobia)", explica el profesor especialista clínico Diego Andrés Osorno Chica, que da clases en la Universidad Tecnológica de Pereira (Colombia). "Generalmente se acompaña de dificultades en el ajuste hacia el proceso de envejecimiento y a los fenómenos propios de la madurez. Las víctimas del DGS son usuarias recurrentes de los servicios de salud dirigidos a procedimientos médicos cosméticos y son consumidores asiduos de productos comerciales, en un esfuerzo desesperado por conservar su juventud", añade.

Síndrome de Rapunzel

Este es uno de los más raros. Solo 88 personas han sido diagnosticadas con este síndrome en la historia. También se le conoce como tricofagia, cuando la persona se come su propio cabello, además suele ir unido a la tricotilomanía, es decir, a un comportamiento compulsivo que lleva a la persona manipular el cabello "estirándolo, retorciéndolo e incluso arrancarlo", explican desde Sanitas.


Bovarismo

Este síndrome hace referencia al personaje protagonista de uno de los libros más famosos de Gustave Flaubert, Madame Bovary. Este término fue utilizado por primera vez por el filósofo francés Jules de Gaultier.

Una persona con Bovarismo padece un estado de insatisfacción crónica, tanto a nivel afectivo como social. Suele ocurrir cuando se contrastan las ilusiones de la persona, acentuadas por la imaginación y el romanticismo, y la realidad.

Síndrome de Otelo

Podría tratarse de uno de los síndromes más ‘peligrosos’. Toma su nombre de Otelo, el personaje creado por William Shakespeare quien asesina a su esposa, Desdémona, por celos. Se le conoce asimismo como delirio celotípico o celos patológicos, y es un trastorno delirante. En una situación de Síndrome de Otelo los celos son una “respuesta comprensible”, es decir, surgen cuando "existe una amenaza de pérdida de algo apreciado", explican en Psicología y Mente. El problema es cuando hay otro problema de base, ya sea una personalidad paranoide, un trastorno delirante, psicosis esquizofrénica, demencias, abuso de alcohol y drogas.

Sin embargo, en este punto hay que dejar claro que si una persona tiene celos no necesariamente tiene el síndrome. Los maltratadores generalmente usan los celos para manipular a sus parejas y no están enfermos por ello. Aunque, esta conducta tampoco cabe dentro de lo que se considera normal.

-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
...

...

...

...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio