“Dejar de hablar” o hablar bajo, lo que algunos creen desplomaría el COVID-19


Por Alev Pinbell

A medida que pasa el tiempo, vamos acumulando más y más datos acerca de la expansión del coronavirus y las formas con las que esta podría controlarse hasta eliminarla por completo.  

La más reciente observación es el silencio: “La verdad es que, si todo el mundo dejara de hablar durante un mes o dos, la pandemia probablemente desaparecería”, dijo José L. Jiménez, profesor de la Universidad de Colorado en Boulder.

Este tipo de declaraciones podrían derivar de cierto principio lógico que está surgiendo a medida que vamos entendiendo mejor las dinámicas de dispersión del virus a través del aire y la “distancia de seguridad”. De hecho, los investigadores han comenzado a darse cuenta de que al hablar de ‘conducta de riesgos’ estaríamos hablando de, entre otras cosas, gritar más de la cuenta.

La voz una herramienta letal

Muchos científicos dicen que se debe canalizar muy bien la información para no caer en las trampas de la mundana percepción. Sí, desde el principio sabemos que el virus se transmite especialmente a través de pequeñas gotas de flujo (o en aerosoles) que salen de nuestra boca cuando estornudamos, tosemos, hablamos o gritamos, y esta evidencia se relaciona con la idea de que a más velocidad y fuerza con la que expulsemos el aire habrá una mayor expansión del virus. Sin embargo, aunque suene muy ‘sensato’, en realidad es muy difícil corresponder la influencia del tono de voz en los niveles de propagación o medir el efecto práctico de guardar silencio como medida de precaución.

Recientemente, se ha hablado de proporciones de 1 a 5 entre el riesgo de hablar pausadamente y gritar. E incluso, de 1 a 50 en el caso de permanecer en silencio. "Hablar en voz baja reduce el riesgo de transmisión viral en un grado comparable a usar una máscara correctamente", decían en The Atlantic. Pero son en estimaciones generales basadas, en cierta forma, en modelos teóricos (y experimentales) de dispersión que no tienen una constatación empírica en situaciones reales.


Para entenderlo de manera amplia, no tiene sentido tomar tales consideraciones a rajatabla, pero sí es prudente tomarlo como un indicador aceptable de la evidencia epidemiológica que se está acumulando en contra de los gritos y las voces. Días atrás, un equipo liderado por Nicholas R. Jones de la Universidad de Oxford trataba de reunir la evidencia disponible sobre el efecto que estas prácticas podrían tener en el riesgo de contagio.

Hay que recordar que detrás de la pandemia hay una serie de procesos bastante complejos y aún incomprendidos, por lo que los efectos de hablar bajo o estar en silencio debe considerárselos dentro de ese contexto. De cualquier manera, es una oportunidad bastante interesante para comprender las infinitas posibilidades con las que corremos el riesgo de contagiarnos y que a partir de pequeñas acciones podemos evitarlas mejor.

-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
LG ya no fabricará teléfonos móviles

LG Electronics dejará de fabricar teléfonos móviles. ¿La razón? Pérdidas de hasta 3 750 millones de euros en los últimos cinco años.

La empresa surco...

Qué son los deep links, la nueva función de WhatsApp

WhatsApp ha dado a conocer recientemente que cuenta con un nuevo atajo: los deep links, una función que promete facilitar el proceso de de...

Cómo realizar una videollamada de WhatsApp desde un televisor inteligente

Es posible hacer videollamadas de WhatsApp a través de tu televisor. Para ello, tienes dos métodos, según el tipo de equipo que tengas: el primero se reali...

Cómo saber si tus datos de Facebook se encuentran entre la información filtrada

Según el investigador de seguridad, Alon Gal, los datos personales de 533 millones de cuentas de Facebook se han filtrado en línea y están...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio