La escultura de madera más antigua del mundo es mucho más vieja de lo que se creía


Por Alev Pinbell

El ídolo de Shiguir, la escultura de madera más antigua del mundo, descubierta en Rusia en 1890, tendría muchos más años de lo que se creía inicialmente, según un reciente estudio publicado en la revista 'Quaternary International'. La publicación señala que la figura tiene más del doble de años que la pirámide de Zoser, la más antigua de las pirámides egipcias. 

Cuando en 1990 se realizó la primera datación por radiocarbono se reveló que el ídolo tenía al menos 9 750 años. Los científicos quedaron sorprendidos tanto por la espectacular conservación del objeto como por la sofisticación de su estilo para aquel período. El ídolo consiste en una figura antropomórfica con distintos ornamentos, y se estima que su altura inicial era de unos cinco metros.

 

También sucedió: Dinamarca: encuentran espada nórdica de 3 000 años de antigüedad

 

Pero en 2018, los científicos realizaron un nuevo análisis, en esta ocasión a una muestra extraída del núcleo más prístino del artefacto, y se dieron cuenta que en realidad tenía más de 11 600 años. Ahora los arqueólogos Thomas Terberger de la Universidad de Gottingen, en Alemania, Mijaíl Zhilin, del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de Rusia, y Svetlana Sávchenko, del Museo Regional de Sverdlovsk, compararon los nuevos datos con los los resultados de los estudios anteriores y concluyeron que el ídolo fue creado incluso antes de lo que se pensaba. 

De acuerdo con la investigación, la madera de la que está hecha la figura tiene aproximadamente 12 250 años, y como se hizo a partir de un tronco de alerce con 159 anillos de crecimiento, se estima que la pieza fue creada hace 12 100 años, es decir, 500 años antes de lo que mostró el estudio de 2018.

Esto quiere decir que la escultura fue tallada a finales de la última Edad de Hielo y a comienzos del Holoceno, el período geológico actual, señalan los científicos. "El ídolo fue esculpido en una era de gran cambio climático, cuando los bosques comenzaron a extenderse por una Eurasia más cálida", explicó el arqueólogo Thomas Terberger a 'The New York Times'.

Por más de 10 000 años, el objeto estuvo preservado en el ambiente ácido antimicrobiano de la turbera y, aunque aún se desconoce cuál era su función exacta, el que exista es señal de que posiblemente los cazadores-recolectores de aquella remota época ya tenían afición por el arte y la artesanía.


-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
...

...

...

...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio