Cómo cambiar mi IP pública


Por Alev Pinbell

Palabras más, palabras menos, la dirección IP (“Internet Protocol", o lo que es lo mismo, "Protocolo de Internet”) es el número que se asigna a cada dispositivo que se conecta la red. Cualquier página web que visitemos, cualquier ordenador desde el que accedamos a la red e incluso los routers a los que estés conectado tienen una de estas direcciones.

Para ser más exactos, existen dos tipos de direcciones IP, las IP Públicas y las IP Privadas, cada una con sus funciones definidas. En el caso de la IP Pública es la dirección que nos asigna nuestro proveedor de Internet, mientras que la IP Privada es la que utilizamos en redes privadas como la que creas en casa o en la oficina a través de tu WiFi. Ahora, si queremos cambiar nuestra IP Pública, antes debemos conocerla. 

 

Conoce tu IP Pública

Sin una IP no podríamos navegar por Internet y ninguna página web puede estar online si no tiene una IP asociada.

Aunque la dirección IP puede ser fija, generalmente es que estas IPs sean dinámicas o variables, es decir, vayan cambiando en cada conexión. Debemos acceder a una página especializada para conocer el identificador con el que nos estamos conectando en cada sesión.

Solo tenemos que entrar a páginas como Ver mi IP o CualEsMiIP.com y sabremos rápidamente cuál es la IP Pública que tenemos asignada en ese momento, además de comprobar si navegamos a través de un proxy que oculte nuestra IP real.

 

También sucedió: Dónde consultar lo que Google sabe de ti

 

Cómo cambiar nuestra IP Pública

Existen varinas maneras de hacerlo:

Método 1:

1. Cerramos todas las ventanas de nuestro navegador (y todos los navegadores que usemos).

2. Apagamos el router y volvemos a encenderlo al cabo de unos minutos; si el router es interno en algún ordenador, lo reiniciamos.

3. Cuando volvamos a conectarnos a Internet, comprobamos si nuestra IP pública ha cambiado.

Método 2:

Si esto no funciona, o tengamos una IP fija o naveguemos en una CGNAT, podemos recurrir a una VPN, configurándola en nuestra PC o en nuestro móvil (hay navegadores como Opera que también la integran). Así, no cambiaremos nuestra IP pública, pero estaremos usando un servidor externo para enmascararla, por lo que, a ojos de otras páginas y servicios, será como si tuviesemos una IP diferente.

Método 3:

También podemos configurar un proxy, que actuará de intermediario entre las conexiones de un cliente y un servidor de destino. De esa forma, nuestra IP pública seguirá siendo la misma, pero las páginas y servicios que visitemos verán la IP del proxy a través del que nos estemos conectando a ellas.

 

Imágenes ilustrativas / Pixabay


-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
LG ya no fabricará teléfonos móviles

LG Electronics dejará de fabricar teléfonos móviles. ¿La razón? Pérdidas de hasta 3 750 millones de euros en los últimos cinco años.

La empresa surco...

Cómo saber si tengo un virus en mi teléfono móvil y qué debo hacer

Lo primero que debes saber es que, debido a las características de de cada sistema operativo, un teléfono Android es más propenso a infectarse que un iPhon...

Cómo responder automáticamente en WhatsApp (para Android)

Con este truco podrás responder automáticamente a tus contactos, por lo que si estás en una reunión, trabajando o al volante, tus contactos no tendrán que ...

Cómo acelerar la reproducción de los mensajes de voz en Telegram

Al igual que WhatsApp, Telegram también permite aumentar la velocidad de reproducción de los mensajes de voz. Estos son los pasos que debes seguir:

1...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio