Lo que mató a los dinosaurios fue un cometa y no un meteorito, según nuevo estudio


Por Alev Pinbell

No fue un meteorito lo que mató a los dinosaurios, sino un cometa.

Hasta ahora se creía que el objeto enorme que impactó contra la Tierra hace alrededor de 66 millones de años y acabó con tres cuartas partes de la vida en el planeta fue un meteorito, pero un nuevo estudio recién publicado refuta esa idea. 

La teoría acerca del meteorito de Chicxulub explica que el que provocó la extinción de los dinosaurios fue un asteroide proveniente del cinturón que rodea el Sol entre las órbitas de Marte y Júpiter. Para validar esta hipótesis, los científicos que han investigado el sustrato geológico de la época en la que tuvo lugar el impacto destacan las altas presencias de iridio, elemento comúnmente asociados con los meteoritos. 

Sin embargo, para Avi Loeb y Amir Sira, investigadores de la Universidad de Harvard, hay otra posibilidad. Aunque reconocen que hubo un impacto brutal en Chicxulub, cuestionan el origen del objeto. ¿Su teoría? Que lo que cayó sobre nuestro planeta hace 66 millones de años no fue un meteorito, sino el fragmento de un cometa de período largo proveniente de la nube de Oort, en los confines del Sistema Solar.

La teoría de Loeb y Sira se sostiene en la estadística. Ambos astrofísicos comenzaron estudiando la frecuencia a la que los asteroides impactan en planetas del sistema Solar. Durante el estudio notaron algo: la frecuencia de estos impactos es muy poca. Ante la falta de resultados significativos, los científicos comenzaron a estudiar los impactos de cometas.

 

También sucedió: Cómo saber si se trata de un meteorito, un cometa, un bólido o un meteoro

 

Descubrieron (y acaban de publicar en Nature) que los impactos de cometas de entre 10 y 60 kilómetros son mucho más frecuentes que los de meteorito. Todo sucede cuando un cometa de período largo (aquellos cuya órbita es tan elíptica que les lleva mucho tiempo aproximarse al Sistema Solar) se acerca lo bastante a Júpiter como para que este cambie su trayectoria. El cometa entonces se acerca tanto al Sol que las fuerzas gravitatorias de la estrella lo rompen. Los fragmentos resultantes salen disparado que son precisamente los responsable de la mayor parte de impactos contra planetas del sistema Solar. Es precisamente lo que ocurrió en 1994 cuando el cometa Shoemaker-Levy 9 impactó contra Júpiter. Según sus cálculos, alrededor del 20 % de los cometas de periodo largo terminan así.

La hipótesis de Loeb y Sira es que lo que cayó en Chicxulub fue precisamente un fragmento de cometa. No solo la estadística apoya esta teoría. La abundancia de rocas condritas carbónicas en el sustrato de la época del impacto no encaja con la composición de los meteoritos del cinturón de asteroides. Ese tipo de rocas son más habituales precisamente en los objetos de la nube de Oort. De hecho, ese mismo tipo de rocas se ha hallado en otros grandes cráteres como el de Vredefort, en Sudáfrica, o el cráter Zhamanshin, en Kazajistán. Loeb y Sira calculan que este tipo de colisiones se producen con una frecuencia de entre 250 000 y 730 000 años.

La de Loeb y Sira es, de momento, una de tantas hipótesis. Los astrofósicos confían en que las observaciones del Sistema Solar con telescopios cada vez más grandes y mejores permitan afinar los modelos matemáticos. Aparte de determinar de forma precisa el origen del objeto que aniquiló a los dinosaurios, el fin último es predecir cuándo algo parecido volverá a suceder. 

 

Imágenes ilustrativas / Getty Images


-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
La OMS informa que la variante india de COVID-19 ha sido detectada en al menos 17 países

La denominada variante india del coronavirus se ha detectado en "al menos 17 países", anunció este martes la Organización Mundial de la Salud

Hallan el fósil de un organismo que da pistas sobre la evolución de los primeros animales

Un grupo de científicos dirigido por la Universidad de Sheffield (Reino Unido) y el Boston College (EE.UU.), ha encontrado un microfósil en el fiordo de Torridon, en Escoci...

Estudio: existen estrellas de antimateria escondidas en la Vía Láctea

Un reciente estudio basado en 10 años de datos del telescopio Fermi asegura que existen estrellas que no están hechas de la misma materia que el resto del universo...

Descubren una molécula clave para encontrar vida en otros planetas

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto una molécula que podría ser la clave para encontrar una "segunda Tierra". La investigación fue publicada el martes, seg...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio