El esperanto: el idioma que une al mundo


Por Alev Pinbell

Existen alrededor de 7 097 idiomas distintos en el mundo, según la revista ‘Ethnologue’, siendo el inglés la lengua con estatus de ‘lengua oficial’ que se habla en más países (59 países), seguido del francés (29), el árabe (27), el español (20) y el portugués (10).

Pero si nos referimos a los idiomas con más hablantes nativos en el mundo, el chino mandarín ocupa en el primer lugar (909 millones de hablantes), seguido del español (442 millones), el inglés (378 millones), el árabe (315 millones) y el hindi (260 millones), según ‘Ethnologue’.

Lamentablemente, el 47 % de las lenguas que existen en la actualidad están en peligro de extinción, según estimaciones de la ONU. De hecho, el organismo tiene en su web un atlas en el que aparecen algunas de estas reflejadas.

La ONU señala que cada dos semanas desaparece una nueva lengua. Sin embargo, esto no significa la muerte definitivamente de dicha lengua. Ha habido casos de idiomas que han sido revividos a lo largo de la historia, como es el caso del hebreo. Esta lengua —oficial de la nación de Israel— había caído en desuso hace 200 años.

El responsable de devolverla a la vida fue el lexicógrafo lituano Eliezer Ben-Yehuda, considerado como el gran impulsor del hebreo moderno.

Lenguas inventadas desde cero

No solo se ha dado el caso de que un idioma extinto se haya recuperado y vuelto hablar entre personas en la actualidad. También existen casos en los que se han inventado lenguas nuevas partiendo únicamente de la imaginación y/o de la conjunción de las estructuras de dos o más lenguas conocidas.

Así, tenemos el Nadsat de ‘La Naranja Mecánica’ y el Navy de los habitantes de Pandora, en el filme ‘Avatar’, de James Cameron, pasando por el élfico hablado en los libros de J. J. R. Tolkien y el Dothraki que se puede escuchar en algunas de las escenas de ‘Juego de Tronos’.

Además de estas lenguas creadas con el propósito de otorgarles verosimilitud a sus respectivos universos de ficción y fantasía, hay una que fue creada con un objetivo más noble: el de servir como vehículo para que las diferentes razas y culturas del mundo pudieran entenderse mejor: el esperanto.

¿Qué es el esperanto?

Esta lengua fue inventada en el siglo XIX por el oftalmólogo polaco Ludwik Lejzer Zamenhof, quien creyó que la convivencia pacífica universal podía alcanzarse con el uso común de una única y simplificada lengua.

El esperanto es una lengua planificada, es decir, se creó a partir de las características más sencillas de una serie de idiomas para que resultase neutral y fácil de adaptar, propiciando la comunicación entre las personas que no comparten lengua materna.

El desarrollo de su estructura y su aprendizaje sigue el de otras lenguas, aunque, frecuentemente, se aprende de manera autodidacta, y se puede alcanzar un nivel conversacional en menos tiempo del que requeriría otro idioma.

Por ser neutral, no es la lengua oficial de ningún país, es decir, no está controlada por ninguna persona o entidad de ningún tipo: es una lengua libre. Sus hablantes se encuentran repartidos por todo el planeta. Incluso, su creador, Zamenhof, renunció expresamente a sus derechos de autor para que fuera de dominio y conocimiento general, lo que la hace hoy día una lengua viva.

¿En qué lugares se habla el esperanto?

Es posible encontrar estos hablantes en gran parte de los países del mundo, especialmente con cierta concentración en Brasil, Bulgaria, China, Cuba, Hungría, Irán, Japón y Madagascar. La Asociación Universal de Esperanto (UEA) tiene miembros en 120 países.

Pero si nos referimos a un “lugar concreto” donde encontraremos la mayor cantidad de hablantes de esta lengua, este es Internet. Toda una comunidad internacional que interactúa en esperanto en cientos de miles de páginas webs e innumerables podcasts, radios, canales de YouTube, foros, aplicaciones, chats, grupos de Telegram, Whatsapp…


¿Cuánta gente habla esperanto?

Existe un cierto número de hablantes nativos, personas que deciden aprenderlo en algún momento de sus vidas.

Sin embargo, como el esperanto en muchos casos es aprendido de manera autodidacta, es imposible dar una cifra exacta o aproximada que sea fiable. La última cifra es de 2014 pr Amri Wandel que estimaba en 2 000 000 de hablantes en todo el mundo.

Para 2016, la UEA registraba alrededor de 5 500 socios individuales y 72 asociaciones miembros que sumaban 9215 miembros.

En Hungría, donde el esperanto se estudia a nivel oficial, entre el 2001 y el 2009 unas 25 000 personas superaron un examen oficial del idioma.

El portal multilingüe para el aprendizaje de esperanto,´lernu!´, tiene en torno a 248 000 usuarios registrados (consultado en julio de 2017), mientras que en la aplicación Duolingo superaron en mayo de 2017 la cifra de un millón usuarios registrados.

Obviamente, todos estos números han aumentado a la fecha, y no es preciso valorar un número aproximado de hablantes de esperanto.

¿Cómo “suena” el esperanto?

Fonéticamente, el esperanto se asemeja a las lenguas eslavas (polaco, ruso…), aunque su léxico (vocabulario) tiene más influencia de las lenguas romances (francés, italiano…) y germánicas (inglés, alemán…). Morfológicamente tiende a parecerse al chino o al turco.

Además, los hablantes de esperantos, al provenir de distintas nacionalidades, es frecuente le impriman el acento característico de la zona geográfica de donde son oriundos, lo que pueda provocar confusiones.

En el video de abajo podrás escuchar a varios hablantes nativos del idioma para que te hagas una idea de cómo suena.

-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
...

...

...

...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio