¿Cuál es la nacionalidad de un bebé que nace durante un vuelo?


Por Alev Pinbell

Esto se habrán preguntando muchas veces tus amigos y tú. Debemos decirte que la respuesta es más compleja de lo que parece, principalmente, porque el nacimiento de un bebé durante un vuelo es algo bastante extraño.

Para empezar, es necesaria una autorización médica a partir de las 28 semanas, y en muchos casos, se prohíbe viajar en avión a partir de la semana 36 en adelante del embarazo.

Pero, por supuesto que ha habido ocasiones donde han ocurrido nacimientos en pleno vuelo.  

En los registros de la historia de la aviación, el primero de estos nacimientos sucedió en 1929. Obviamente, mucho más que ahora, el hecho levantó un gran interés en la prensa.

En estas circunstancias, ¿qué nacionalidad toma el bebé? ¿De qué depende?

Generalmente, el recién nacido asume la nacionalidad del mismo país de la madre (y/o el padre) sin importan dónde hayan nacido.

En esta situación, los países se rigen por la ley jus sanguinis (derecho de sangre).

Pero, supongamos que estos bebés “nacidos en el cielo” o “nacidos en el aire” tienen reclamos de ciudadanía del país cuyo espacio aéreo sobrevolaron cuando nacieron. ¿Qué se debe hacer? Esto no es muy común que suceda, porque no muchos países otorgan la ciudadanía por el lugar de nacimiento, excepto algunos, como es el caso de los Estados Unidos, que conceden la ciudadanía por haber nacido dentro o en las 12 millas náuticas de sus fronteras, incluyendo el cielo”.

A esto se le conoce como ciudadanía Jus/lus soli (derecho del suelo o del lugar) y puede determinar la nacionalidad de los bebés que nacen en el cielo sobre estos países. Son 29 países de América y las Islas Fiji.  

Así, si un bebé nace en el espacio aéreo de Estados Unidos, aplica para la ley de jus soli y será ciudadano estadounidense, de acuerdo al Manual de Asuntos Exteriores del Departamento de Estado.

De hecho, puede suceder el caso que el niño asuma la doble nacionalidad si sus padres son de un país que conceda la ciudadanía basada en la sangre, si bien eso dependería de los países involucrados.

Si embargo, esto no funciona con un país jus sanguinis. Es decir, una madre estadounidense que dé a luz sobre el espacio aéreo francés no puede conseguir la ciudadanía francesa para su bebé.  

Bajo estas circunstancias, el niño asume la nacionalidad estadounidense de los padres, ya que Estados Unidos también sigue la norma de jus sanguinis al nacer un bebé de ciudadanos estadounidenses en otro país.

¿Y si nace sobre aguas internacionales?

De suceder que el niño nazca sobre espacio no regido por ningún país, la mayoría de los bebés probablemente asumen la nacionalidad de los padres, ya que jus sanguinis es la regla más común en todo el mundo.

Y, en el más extraño de los casos, si los padres de un bebé que nace en el espacio aéreo internacional no poseen ciudadanía oficial de ningún país, el nuevo integrante asumirá la ciudadanía del país donde esté registrado el avión.

 


-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
...

...

...

...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio