Cuidados al tener un reptil como mascota


Por Alev Pinbell

Primero que nada, no estamos de acuerdo con tener a un animal exótico como mascota en casa. En algunos países está totalmente prohibido. Sin embargo, en otros, hay leyes (algunas más estrictas que otras) que permiten a sus ciudadanos tener un animal exótico como mascota siempre y cuando siga la normativa que rige su pertenencia. En este caso, para aquellos lugares donde es legal la tenencia de alguna de estas especies, y para asegurar haya las mejores condiciones para el animal, aquí te mostraremos algunos cuidados a cumplir a rajatabla para garantizar el buen existir del animal, en este caso, de un reptil.

Asesoramiento: antes de adquirir a reptil como mascota debes asesorarte con un profesional en estas especies y con la tienda de mascotas en donde la comprarás.

Adquisición: obligatoriamente debes adquirir el animal en una tienda oficial o autorizada y registrada por los entes pertinentes de tu país, que por lo general son el Ministerio de Agricultura y Ganadería, o alguna otra dependencia correspondiente. Al adquirirlo, asegúrate que la factura que emite la tienda de mascotas —esto es un documento legal— muestre la procedencia del reptil y asegure que ha sido traído desde un criadero registrado, destinado para la comercialización de estas especies. Algunos de estos criaderos se ubican en Guatemala, EE. UU., México y Europa.

Preparación: Estos animales necesitan una preparación previa del hábitat, el cual debe tener todo lo necesario para que la mascota exótica no sufra o incluso se enferme por la falta de algunos elementos. Los parámetros varían según la especie.

Un hábitat: una pecera, acuario o un terrario. Algunas especies necesitan agua todo el día como algunas tortugas. Otras necesitan estar un tiempo en el agua y otro en la tierra.

Hidratación: un bebedero, ya sea una fuente o un recipiente con agua.

Fuente de calor: este puede ser un foco UVB u otra fuente de calor según la especie. Algunas serpientes necesitan focos infrarrojos y algunas tortugas necesitan luz solar para digerir y regular su temperatura, por ejemplo.

Fuente de sombra: un área fría alejada del calor para que puedan termo regularse.

Recipientes: para comida, bebida o baño, depende de la especie.

Estructuras de confort: en el caso de los reptiles arborícolas, se necesitan ramas. En el caso de los terrestres se necesitan cuevas. También podrían necesitar piedras de calor.

Velar por sus necesidades básicas: tanto de nutrición como de higiene. Es importante asesorarse sobre la alimentación adecuada de cada especie, pues, aunque algunas coman concentrado, siempre necesitan una fuente natural de alimentación. Algunos comen hojas, peces, otros pequeños reptiles, o en el caso de algunas serpientes, comen pequeños mamíferos como ratones, ratas e incluso conejos, depende de la especie y su tamaño.


“Los reptiles tienen un cerebro primitivo y no pueden desarrollar sentimientos de apego o cariño. Simplemente sienten una zona de confort con el dueño porque saben que es una fuente de alimentación, manipulación y adecuación, nada más. Si uno desea que tengan una conducta, hay que adecuárselas diariamente”, recalcan los expertos.

Además, un veterinario especialista en el manejo de estas especies debe realizarle un chequeo rutinario y desparasitación dos veces al año. Además, los reptiles mudan de piel y escamas dos veces al mes porque no tienen piel elástica como los mamíferos. Para este proceso se les debe aumentar la humedad al 90 % por medio de atomizaciones, mantenerles una fuente constante de calor y, sobre todo, no molestarlos y dejarlos tranquilos mientras mudan de piel.

Debes considerar que los reptiles que se tienen como mascotas son los que han nacido en cautiverio, no existe una domesticación de estos animales, solo una adecuación de manejo.

La constante manipulación y el contacto con las personas que criaron a estos reptiles nacidos en cautiverio, los obliga a tener una conducta tranquila. Perciben que no hay peligro cuando los tocan, por ello no toman actitudes para defenderse o atacar. En promedio, los reptiles pueden vivir hasta 15 o 20 años.

Finalmente, por ningún motivo, se debe liberar a una mascota, de ninguna especie, a la naturaleza. Esta podría causar un desequilibrio severo, ser una especie invasora o morir por falta de adecuación a vivir en vida silvestre.

-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
LG ya no fabricará teléfonos móviles

LG Electronics dejará de fabricar teléfonos móviles. ¿La razón? Pérdidas de hasta 3 750 millones de euros en los últimos cinco años.

La empresa surco...

Qué son los deep links, la nueva función de WhatsApp

WhatsApp ha dado a conocer recientemente que cuenta con un nuevo atajo: los deep links, una función que promete facilitar el proceso de de...

Cómo realizar una videollamada de WhatsApp desde un televisor inteligente

Es posible hacer videollamadas de WhatsApp a través de tu televisor. Para ello, tienes dos métodos, según el tipo de equipo que tengas: el primero se reali...

Cómo saber si tus datos de Facebook se encuentran entre la información filtrada

Según el investigador de seguridad, Alon Gal, los datos personales de 533 millones de cuentas de Facebook se han filtrado en línea y están...

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio