Hallan ahorcada en su celda a la mujer condenada por el asesinato de su hija adoptiva


Por Alev Pinbell

En el centro penitenciario de Brieva, provincia de Ávila, España, funcionarios encontraron esta mañana muerta en su celda a Rosario Porto, la mujer española condenada en 2015 junto a su marido por el asesinato de la pequeña Asunta, la hija que habían adoptado un año antes.

El personal del recinto carcelario se dio cuenta de la ausencia de la prisionera durante el recuento matinal, y al dirigirse a su celda, los guardias la encontraron, ya sin vida, colgada de un cinturón de tela atado a la ventana, según informa la prensa local. Aunque inmediatamente hubo intentos de reanimarla por parte de los servicios médicos de emergencia, no pudieron conseguirlo, tras lo cual solo pudieron certificar su muerte.

No era el primer intento de suicidio

Porto ya había intentado terminar con su vida en otras ocasiones. El 24 de febrero de 2017, había sido ingresada en un hospital tras la ingesta de una dosis excesiva de un medicamento que tomaba habitualmente por prescripción médica.

Luego, el 12 de noviembre de 2018 se enroscó un cordón alrededor del cuello mientras estaba en las duchas de la cárcel, pero los funcionarios acudieron a tiempo de impedir su muerte.


El caso de Asunta

El 21 de septiembre de 2013 se reportó la desaparición de la pequeña Asunta Basterra, de tan solo 12 años de edad, y luego su cuerpo fue hallado al día siguiente, sin vida, a la intemperie, en un camino forestal.

Rosario Porto y Alfonso Basterra, que habían adoptado a la menor de origen chino hacía un año, habían denunciado su desaparición la noche anterior al hallazgo del cadáver, pero no tardaron en convertirse en los principales sospechosos. La Policía encontró "incongruencias y ambigüedades", así como "versiones contradictorias", en sus declaraciones.

Según la versión de los investigadores, se hallaron varias pruebas incriminatorias en los registros del domicilio familiar y los análisis forenses concluyeron que la niña fue sedada con medicamentos antes de morir asfixiada, de manera "violenta".

En noviembre de 2015, la Audiencia Provincial de A Coruña dictó una condena de 18 años de prisión para cada uno de los padres de Asunta, por un delito de asesinato con agravante de parentesco.

Al año siguiente, en marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia desestimó los recursos interpuestos y ratificó la condena. De acuerdo con la consideración de su Sala de lo Civil y Penal, la madre asfixió a la menor, sin la colaboración del padre, pero ejecutando un plan preconcebido con él, por lo que aplicó la misma pena a ambos.

-




 
 
 

Relacionados y de interés

 
Kirguistán reporta 13 muertos tras enfrentamientos con Tayikistán

Kirguistán informó este viernes que 13 de sus efectivos murieron en los enfrentamientos fronterizos con Tayikistán, los peores en los últi...

Combates entre Kirguistán y Tayikistán dejan cuatro muertos

Al menos cuatro civiles murieron y docenas de personas resultaron heridas cuando las fuerzas armadas de Kirguistán y Tayikistán se enfrentaron este jueves a lo largo de la ...

Reporte: al menos 30 soldados de la junta militar de Myanmar mueren en la región de Mindat

De acuerdo con el portal birmano 'Myanmar Now', citando a combatientes de la resistencia local armados con simples rifles de caza, al menos 30 soldados del ejército...

India registra en un día el mayor récord global de contagios por Covid-19

Rozando los 380 000 contagios por Covid-19 en un día, India se sigue sumiendo en una crisis sanitaria sin precedente en lo que va de

 


x
Utilizamos Cookies propias y de terceros para mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si lo deseas acepta su uso y disfruta de WTT. Puedes consultar nuestras Políticas de Privacidad. Saber mas sobre Cookies??? ¡Acepto! Salir del sitio